Bolla: “El alumno debe entender cómo va a ser el medioambiente en el que va a vivir”

0
414

La Ingeniería Civil y el compromiso con la sustentabilidad se entremezclan en un relato marcado por la responsabilidad que siente en educar a sus alumnos. Tal como dos caras de una misma moneda, nunca dejó de enseñar ni de estudiar. Bolla defiende la trascendencia de la investigación en su profesión y la relación con la emergencia climática.

 

Durante el interregno entre la clase de consulta y la cátedra que dicta a las 18, el profesor se presenta: “Soy Gustavo Luis Bolla, ingeniero civil, y llevo 40 años dedicándome a esta carrera”.

Desde el Laboratorio de Geotecnia, en el que se desempeña actualmente como jefe, espera a los estudiantes de Proyecto final para aclarar sus inquietudes. Además, es docente de Cimentaciones y aunque dice que disfruta trasmitir sus conocimientos, también admite aprender mucho de los más jóvenes. Bolla es Magíster en Mecánica de suelos y Magíster en Ingeniería vial.

-¿Hace cuánto te dedicas a la docencia en Ingeniería Civil?

-Trabajo en esta Facultad desde 1985. Gané un concurso y desde ahí no paré. Siempre me gustó la docencia pero ingresé porque sentía que debía devolverle algo a la sociedad y brindar mi experiencia.

-¿Y en la investigación cómo ingresaste?

-A partir del 2002 empezó un período de transformación en la carrera de Ingeniería Civil, y nos dimos cuenta de que no había grupos de investigación en esta Facultad. Así fue que me involucré y desde la fecha hasta el hoy intervine en aproximadamente 10 proyectos. En este momento dirijo dos.

 

Bolla nació en Casilda, en la provincia vecina de Santa Fe. Estudió en Rosario, pero se estableció en Paraná con el objetivo de trabajar en la Dirección Provincial de Vialidad. Explica que solo se ausentó de la Facultad por cuatro años, para realizar su primera maestría en Portugal y para continuar su especialización luego en España. Su segunda titulación como Magíster la logró en la Universidad Nacional de Rosario hace seis años.

-¿Cuál es el lineamiento temático que siguen tus investigaciones?

-Materiales reciclados, fundamentalmente en obras viales. En un inicio trabajamos con plásticos pero después nos abocamos a los RCD, es decir, residuos de la construcción y la demolición. También he estudiado en el área de la geotecnia, específicamente la estabilidad de las barrancas del Río Paraná.

Ingeniería y medioambiente

En épocas en las que el relato acerca de la emergencia climática se instala en la agenda internacional, Bolla relata su perspectiva acerca de la responsabilidad de los ingenieros hacia el medioambiente.

-¿Qué te motiva a investigar materiales reciclados?

-Hay una necesidad, el mundo ya está reciclando. De acuerdo a lo que pude estudiar en el extranjero, ya se está trabajando con residuos como un elemento más, está incorporando a lo básico. Acá todavía no está adoptado en forma generalizada pero se está utilizando cada vez más.

-¿Qué pasa si no se recicla?

-El daño al medioambiente es inmenso. En general los ingenieros civiles trabajan con energía no renovable, por ejemplo el petróleo para la producción de cemento, que es uno de los procesos más contaminantes del mundo. Todo lo que se pueda reutilizar significa un mejoramiento del mundo.

-¿Como ves la el tema de la emergencia medioambiental concretamente en Argentina?

-Tiene dos aristas, por un lado está lo técnico y por el otro lo político. El primero tiene parámetros controlables y modificables. Pero el problema es que tenemos una disociación brutal con los políticos, hay muy pocos que entienden a la sociedad. El tema debería ser prioritario, pero en Argentina eso no pasa.

-¿Cuál podría ser la solución del problema?

-Las generaciones jóvenes tienen que tomar conciencia y hacérselo entender a los políticos. El cambio es necesario en la mentalidad de la gente. Cualquier proceso contamina, lo que hay que tratar es que contamine lo menos posible.

Docencia

La Facultad, explica el ingeniero, lo relaciona con los alumnos de forma directa. En este sentido, siente un gran compromiso a formarlos en todo lo que sabe. Además manifiesta su convencimiento sobre la necesidad de utilizar reciclados al exponer que el tema no debería ser únicamente investigado, sino que ya debería ser parte de las materias que se dictan en la carrera.

-¿Cómo decanta esta la problemática medioambiental en tus cátedras?

-Lo más importante es que el alumno entienda cómo va a ser el medioambiente en el que va a vivir, desde el punto de vista técnico y político. Esto replica permanentemente en mis clases. Todo lo que se pueda reciclar debe usarse.

-¿Qué debe saber un alumno si quiere involucrarse en investigación?

-Le tiene que gustar la parte académica, comprometerse en la Facultad, en las materias y laboratorios. En general los estudiantes empiezan a trabajar antes de terminar la carrera, entonces es un problema generar que se comprometan permanentemente con la Universidad.

A meses de su jubilación, cuenta que está iniciando un estudio para incorporar el caucho de neumáticos desechados en las mezclas asfálticas.

-¿Qué te motiva a educar a tus alumnos en el tema de los reciclados?

-Estoy convencido que el problema ambiental va a regir la humanidad en los próximos años. Hay que combatirlo desde todo ángulo, política, económica y técnicamente. Está determinando el futuro de nuestros hijos y nietos. Es un tema a tomarse con mucha seriedad.

 

 

Por Elizabeth Maier