UTN Paraná celebró su 36ª Colación de Grado

0
300

En el salón de actos de la Escuela Normal Superior “José María Torres”, la Facultad Regional Paraná de la Universidad Tecnológica Nacional realizó anoche el acto central de su año académico. En la oportunidad, se entregaron los diplomas y prestaron juramento los egresados de las carreras de grado: Ingeniería Civil, Electromecánica y Electrónica. Además fueron agasajados los posgraduados en la Especialización en Higiene y Seguridad en el Trabajo y los Técnicos Universitarios en Programación, Técnicos Universitarios en Equipos Viales, Mineros y Agrícolas; Técnicos Universitarios en Administración y Gestión en Instituciones de Educación Superior y Técnicos Universitarios en Electrónica.

En el edificio histórico que justamente alojó el inicio de la vida institucional y educativa de la Facultad Regional Paraná, hace ya 55 años, todos los integrantes de la familia universitaria participaron del acto de celebración que marca un mojón en la vida de flamantes egresados y también de esta casa de estudios, que vuelca a la comunidad el resultado del trabajo cotidiano que se lleva adelante en la casa de la ingeniería en Paraná.

EN PALABRAS.

En un salón colmado, la ceremonia dio inicio con el ingreso de los egresados y, posteriormente, la jura de los nuevos profesionales. En representación de sus compañeros, la ingeniera civil, Agustina Erbetta, se dirigió a los presentes para, en primer lugar, “agradecer a la Universidad por habernos dado esta hermosa oportunidad y, a la vez, esta gran responsabilidad”.

“Esta universidad tiene la misión de formar personas de ciencia, conciencia y compromiso, tratando de superar constantemente los niveles de exigencia”, destacó y remarcó que “esta identidad en la que nos hemos formado es lo que nos diferencia y será nuestro compromiso trasladarla a nuestro ejercicio en la profesión”.

Erbetta valoró que “nos han formado para resolver problemas para la sociedad y es nuestra responsabilidad lograr los objetivos que nos marca la profesión”. En ese sentido animó a sus colegas a “explotar nuestras habilidades y conocimientos”.

El decano de la UTN Paraná, Alejandro Carrere, hizo uso de la palabra en un discurso dirigido en buena parte a los egresados, pero también a todos los integrantes de la universidad, realizando a su vez un balance del año transcurrido y valorando los esfuerzos de la UTN “para seguir cumpliendo nuestra misión a pesar de la coyuntura”.

“Es una ocasión muy especial, hay una gran carga emotiva, es como el artista que pinta o el escultor, cuando terminan una obra de arte. Este es el logro. Quienes ejercemos funciones de conducción, administrativas y docentes, nos hemos dedicado con pasión para hacer la mejor obra de arte, que sean a partir de hoy muy buenos y destacadas en sus profesiones”, celebró.

Carrere valoró la “trascendencia enorme” de la educación universitaria y en ese sentido manifestó: “Defendemos la Universidad pública porque es un derecho, no un servicio, no un bien transable, nunca un privilegio. Es importante manifestar que es un derecho individual: es el derecho que tienen todos los ciudadanos de acceder, de estudiar, de aprender y de recibirse en una institución de nivel superior; y además es un derecho colectivo, un “derecho del pueblo”, expresan algunos autores, y  así lo comparto”.

El decano sopesó que “en esta cita corresponde dar cuenta y compartir el trabajo de la comunidad universitaria de la Facultad: trabajo que da sus frutos, porque ciertamente la institución avanza y consolida su prestigiosa presencia en nuestra ciudad y en la región”.

En ese sentido hizo un repaso de los logros, haciendo hincapié en la fuerte apuesta de la facultad por la capacitación docente, la inversión realizada –con recursos propios- para alentar la formación de los integrantes de los distintos claustros y también de los profesionales y estudiantes que se desempeñan en áreas de la investigación. Carrere detalló los avances en la ampliación de la oferta académica de esta casa de estudios en los distintos niveles y los esfuerzos realizados para sumar recursos tecnológicos y ofrecer a los estudiantes una facultad con las herramientas adecuadas para desarrollarse.

El trabajo de vinculación que realiza la UTN Paraná y el compromiso social de la facultad, también estuvieron presentes en las palabras del decano, que en el tramo culmine de su discurso se orientó a los valores de la ética profesional y a los desafíos que tienen por delante los flamantes profesionales. “En el campo profesional, la ética modela la interacción entre quienes se gradúan en una determinada carrera y la sociedad. Egresados, egresadas, entiendo que la valoración en este sentido se relaciona con el impacto de las decisiones que tomen”, dijo Carrere y señaló que “se han formado a lo largo de estos años, ese conjunto de conocimientos, de competencias, debe permitirles pensar, idear, proyectar, construir, certificar, dirigir, crear, de lo que trata justamente la ingeniería y las disciplinas afines, es de crear soluciones para hacer más confortable la vida de las sociedades”.

En ese marco, subrayó también, que “es misión de nuestras profesiones pensar nuestras intervenciones desde el paradigma de la sostenibilidad, debemos tener presente que no habrá crecimiento económico y social si no se considera a la par el cuidado del  ambiente”.

RECORDATORIOS Y DISTINCIONES.

Luego de las palabras, llegó la ocasión para hacer entrega de los recordatorios a los graduados, posgraduados y técnicos, como así también las distinciones a los mejores promedios de cada una de las carreras. En ese sentido fueron premiados, por ingeniería civil,  Gonzalo Eduardo Villanueva con 8.97 (ocho con noventa y siete centésimos) de promedio en la carrera; Juan Pablo Egger Bruno, en Electromecánica con 8.65 (ocho con sesenta y cinco centésimos) y Jesús Exequiel Benavidez, en electrónica, con 8.40 (ocho con cuarenta centésimos). Por la Tecnicatura Superior en Programación la distinción fue para Augusto HERBEL, con 9.49 (nueve con cuarenta y nueve centésimos); y en la Tecnicatura Universitaria en Equipos Viales, Mineros y Agrícolas; Maximiliano Elbio Jesús Lestussi, con 9.49 (nueve con cuarenta y nueve centésimos)-

Además, Gonzalo Eduardo Villanueva fue distinguido especialmente por haber obtenido el mejor promedio entre las tres carreras de grado, al mismo tiempo se destacó que el flamante ingeniero está postulado como candidato a recibir el premio de la Academia Nacional de Ingeniería.

Posteriormente, en el tramo final del acto, se realizó la entrega de recordatorios para los egresados que cumplieron 25 años de profesión; también a los docentes y nodocentes con 25 años de trayectoria. Finalmente se reconoció la labor de los docentes y no docentes que accedieron al beneficio de la jubilación recientemente.

La música y las voces del Coro de la Asociación Verdiana Paraná, con la interpretación de tres canciones, le dieron cierre al acto de la 36ª Colación de Grado de la UTN Paraná-