En su 30ª aniversario, la Arañita Traviesa festeja el día de los Jardines

328

El Jardín de la UTN Paraná nació en noviembre de 1990. Es un año especial para la Arañita Traviesa y más allá de las dificultades que presenta la actualidad, hoy los niños van a tener un encuentro virtual con sus maestras para celebrar el día de los jardines, que en este ocasión se da en el marco de los 30 años de un espacio educativo construido con el esfuerzo y el trabajo solidario de la comunidad académica.

Hoy 28 de mayo se celebra el todo el país es el Día de los Jardines de Infantes y el Día de la Maestra Jardinera. La fecha fue instituida en homenaje a una riojana que comenzó a desarrollar las primeras herramientas de lo que hoy denominamos educación de nivel inicial justamente en la ciudad de Paraná: Rosario Vera Peñaloza se formó y comenzó a ejercer su labor profesional en la capital entrerriana.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto a raíz de la pandemia de COVID-19, también interrumpió el encuentro de docentes y niños de jardines de infantes, por lo que este 28 de mayo no tendrá entre sus imágenes del día el paseo de los jardineritos en los espacios públicos de las distintas ciudades. No habrá celebraciones, al menos presenciales.

Para la Facultad Regional Paraná de la UTN y, en particular, para el Jardín La Arañita Traviesa que funciona en la sede de esta casa de estudios, este 28 de mayo tiene sentidos particulares. Es que el jardín de la UTN cumple en este 2020, 30 años de actividad desarrollando una función esencial al servicio de cientos de familias y, en especial, de niños que han comenzado su proceso educativo en sus espacios y junto a sus maestras.

“El jardín surgió por la necesidad de docentes y nodocentes que no tenían posibilidad de enviar a sus niños a jardines privados, ya sea por la falta de propuestas en los horarios en que funciona la facultad, como por los altos costos de los jardines privados en aquellos momentos”, recordó Silvina Mazzola, una de las primeras maestras de La Arañita.

Siguiendo el camino que habían adoptado regionales como la de Córdoba y Santa Fe, la UTN Paraná inauguró su jardín el 1 de noviembre de 1990, en una primera instancia en una sala de usos múltiples, con una maestra jardinera y una auxiliar docente.

“La demanda de docentes, nodocente y estudiantes, fue llevando a la necesidad de ampliar las capacidades del jardín, tanto en espacios como en personal”, recordó Mazzola.

UNA CONSTRUCCIÓN EN COMÚN.

Ya en la década del 90, impulsado por las diferentes comisiones de padres, La Arañita Traviesa fue creciendo en el aspecto edilicio, pero también  modificando su perfil, para dejar atrás el concepto de guardería e instituirse en un espacio educativo con todos los instrumentos necesarios en dirección de esa finalidad.

La particularidad es que la construcción de las nuevas aulas y la puesta  en condiciones de cada uno de los espacios del Jardín, fue realizado con el trabajo y esfuerzo de la comunidad académica. Para ejemplo basta un botón: recuerda Mazzola que mientras se reparaban los techos del jardín, las clases se realizaban en la casa de una de las mamás de La Arañita.

“Tengo muy fresco algunos días sábados de actividad, para pintar o arreglar el Jardín, en la que participaban docentes, nodocentes y también estudiantes de la facultad”, dice Mazzola.

PROYECCIONES Y FESTEJOS.

Desde aquellos inicios hasta el día de hoy, La Arañita ha logrado institucionalizar un servicio educativo imprescindible en el ámbito de la facultad.

En la actualidad, el jardín cuenta con espacios de recreación, de descanso y talleres pedagógicos, como música, física, cocina, actividades con otras instituciones, visitas y recorridas en la facultad en ocasiones especiales; también dispone de una Sala integrada de lactantes, deambuladores y dos años (0,1 y 2 años); Sala integrada de 3,4 y 5 años; Sala de Sueño con cunas (sala de descanso); Cocina con heladera, horno y microondas; Baño para niños; Baño para adultos; Patios y césped con juegos.

En virtud de la coyuntura que impide el encuentro de docentes y niños, las maestras de La Arañita han estado trabajando de modo virtual con sus alumnos, proponiendo juegos, canciones y actividades. Pero este jueves, más allá de todas las dificultades que presenta la actualidad, el jardín de la UTN va a celebrar su día.

“Vamos a hacer un encuentro a través de zoom y vamos a cantar y bailar para hacer más divertido el encuentro”, destacó Mara Gómez, docente del jardín y prometió que “cuando volvamos a la actividad, que esperamos sea pronto, vamos a festejar como La Arañita se merece, somos privilegiados de tener este espacio de la Regional y cumplimos 30 años, así que es importante festejar este aniversario porque es un acontecimiento”.