UTN Paraná: Sergio Burgos y el aporte de una herramienta que facilita el proceso de estudio

240

Hace ya cuatro años, de modo conjunto con el Dr. Eduardo Adam -de la Universidad Nacional del Litoral-, el docente e investigador de la UTN Paraná viene trabajando en el desarrollo de herramientas complementarias a propuestas ya existentes en software libre para lograr aplicaciones didácticas para el campo de la enseñanza.

Justamente hace pocos días, el proyecto desarrollado por el Jefe de Laboratorio de esta casa de estudios, en coautoría con el doctor Adam, fue dado a conocer en una publicación de carácter internacional: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/eng2.12269

Para comprender el aporte de Burgos, coordinador de la tecnicatura Universitaria en Programación, es preciso tener en cuenta una serie de aspectos centrales. En principio el campo de aplicación: el control de procesos, que justamente requiere de software de cálculo y simulación.

También es importante valorar que en el mercado ya existen soluciones comerciales, pero a costos elevados, herramientas que dan respuestas en este mismo sentido, aunque prohibitivas en función de su accesibilidad en términos económicos.

“Se buscaron aplicaciones vinculadas a control de proceso. Se empezó a desarrollar un entorno para generar interfaces gráficas para simuladores y herramientas didácticas que utilizarán como motor de cálculo GNU octave”, detalló Burgos.

En ese sentido, explicó el investigador de la UTN Paraná, “se desarrolló un software que permite la construcción de interface gráficas y aplicaciones que pueden ser fácilmente incorporadas a GNU Octave, mejorando la interacción del usuario con este motor de cálculo”.

SU APLICACIÓN.

GNU Octave es un sistema de cálculo abierto y gratuito,  diseñado originalmente para simular el comportamiento de reactores químicos. A lo largo del tiempo se han incorporado diferentes funcionalidades que permiten su aplicación en diferentes áreas de conocimiento. El trabajo de Burgos y Adam, pretende brindar un aporte a fin de simplificar la interacción con los usuarios a través de la implementación de interfaces gráficas en aplicaciones didácticas.

“Nosotros lo que hicimos fue desarrollar una aplicación que complementa las funcionalidades del sistema”, detalló Burgos.

En ese marco, el docente explicó que “se realizaron experiencias en educación y se encontró que se mejora la curva de aprendizaje utilizando estas herramientas”.

El trabajo publicado recientemente aborda justamente la herramienta desarrollada  y ofrece un estudio sobre la respuesta que tuvieron los alumnos cuando la pusieron en práctica. De este modo quedó en claro que el desarrollo de Burgos y Adam contribuye a la comunidad académica dando una respuesta concreta que facilita la accesibilidad al aprendizaje de procesos sofisticados complementando herramientas que se obtienen de modo gratuito.