Un proyecto de UTN Paraná seleccionado en una convocatoria nacional

551

Dirigido por la ingeniera Paula Marcuzzi, la propuesta formulada desde esta casa de estudios fue una de las seleccionadas entre centenares de participantes que respondieron a la convocatoria realizada desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) y denominada “Ciencia y Tecnología contra el Hambre”.

De todos los participantes a nivel nacional, el jurado eligió seis trabajos de la provincia de Entre Ríos, uno de los cuales corresponde a la UTN Paraná y proviene, particularmente, de su extensión áulica en  la ciudad de Crespo, donde se desarrolla la Tecnicatura Universitaria en Industrias Alimentarias.

“Conservación de productos frutihortícolas agroecológicos, a través de mínimo procesado y sin agregado de aditivos, en la ciudad de Crespo, Entre Ríos, Argentina”, es el título del proyecto realizado por la ingeniera Marcuzzi y su equipo.

“Tenemos mucha alegría y no deja de ser una sorpresa el haber sido seleccionados a nivel país, porque había muchas propuestas, así que fue una gran noticia”, dijo Marcuzzi, en diálogo con La hora tecnológica de FM Universidad, que conduce Marisel Satler.

El objetivo de la convocatoria del Gobierno Nacional fue impulsar la integración del conocimiento y de los desarrollos tecnológicos y sociales vinculados a soluciones para el acceso a la alimentación y al agua segura, así como al abordaje de la vulnerabilidad socio-ambiental, a la planificación nacional y local de las acciones comprendidas en el Plan Nacional “Argentina contra el Hambre”.

En ese sentido, el proyecto de UTN Paraná, explicó Marcuzzi en FM Universidad, se vincula con el trabajo que viene desarrollando la universidad en Crespo, junto al municipio. Pero también, en este caso, con la colaboración del INTA.

Concretamente en Crespo funcionan dos huertas comunitarias que producen alimentos agroecológicos y comprometen el trabajo de 12 familias y un total de 50 personas. Lo producido de esas huertas sirven de alimento para las familias involucradas, pero también proveen a comedores y mercados de la zona. Lo que viene aportar la UTN Paraná, a través del proyecto seleccionado, es  una mejorar en los procesos y el control de los productos.

“Se trata de darle mayor valorar a lo que ellos ya generan, valor agregado en términos de lo que es el alimento y desde el control microbiológico y las condiciones de elaboración. Para eso se va a trabajar, también, con los estudiantes de la tecnicatura para que puedan aportar en los diferentes ensayos, de control y ajuste,  a través de los laboratorios”, detalló Marcuzzi.

Una vez firmado el convenio correspondiente, el proyecto será ejecutado en 12 meses con un monto total de pesos $ 2.162 271.